23/12/15

Desahogo


Siempre es invierno. Todo es tan frío que duele y quema, como este instinto de supervivencia que me tuve que inventar hasta que vuelvas. Ya antes de irte tuve que aprender a perder y aún teniéndolo todo me doy cuenta que en realidad no tengo nada. Y a mi soledad le hablo de vos. De tus ojos. De la risa que usas para que lo triste deje de ser monótono y lo aburrido voraz. Siempre buscando complicidad con lo ingenuo sabiendo que sos mi punto débil. Que mis días siguen siendo fríos, que siguen siendo más tuyos que míos. Y siempre es invierno.

5 comentarios:

  1. Que bonito, aunque que triste, me gusto donde dice A mi soledad le hablo de vos, siempre cuando extrañas a alguien estas pensando tanto, quieres contarle tanto a alguien de la forma en la que sonrie pero sabes que todos estan hartos de escuchar lo mismo y solo te tienes a ti... muy lindo, besos!

    ResponderEliminar
  2. No se siente bonito, literalmente, tanto frío es terrible, igual que tanto calor. Como escribiste: todo duele y quema. Creo que todos pasamos y quien no, alguna vez pasará por este invierno. Pero cuando menos lo pienses, cuando menos lo esperes y creas, acabará.

    ResponderEliminar
  3. Cuando lo triste se convierte en algo tan calido.
    Que en un rincon de tu corazon aun tengas el sol querida!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. "Y aún teniéndolo todo me doy cuenta de que en realidad no tengo nada"
    ¿Por qué siempre tendremos cubierto lo urgente, pero nunca lo necesario?
    Me gustó tu texto, me pasaré a leerte a partir de ahora. (Yo estaré por aquí http://alunaslejos.blogspot.com.es/ )
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Gracias por leer!